¿Fibra o ADSL? Ventajas e Inconvenientes

Los tipos de conexión más extendidos son la fibra óptica, ADSL, cable y satélite. Cada uno de estos sistemas transfiere la información de diferente manera, ofreciendo sus propias ventajas e inconvenientes.

En este artículo nos centraremos en las dos opciones más extendidas, la fibra óptica y el ADSL. Cada uno de estos dos sistemas tienen sus puntos fuertes y débiles.

¿Qué es la fibra óptica?

La fibra óptica, aplicada a Internet, es un tipo de conexión capaz de transferir datos a través de cables de fibra óptica. Las fibras, de un fino vidrio de alta pureza, se encuentra en el núcleo del cable y van recubiertas por una serie de camisas que las protege. Estas fibras transmiten, gracias a la reflexión total interna, datos en forma de señales de luz.

Si pensamos en la velocidad que viaja la luz (unos 300.000 km/h), nos podemos hacer una vaga idea de la velocidad a la que viajan los datos. Siempre teniendo en cuenta que la luz viaja por la fibra rebotando, y no directamente.

¿Qué es el ADSL?

El ADSL es un tipo de DSL. ¿Y qué es DSL? Pues es la abreviación de “Digital Subscriber Line” (Línea de subscripción digital).

Si eres lo suficientemente mayor, recordarás aquellos tiempos en los que la conexión a través de la línea telefónica dependía de un modem que secuestraba la línea mientras estuvieses online. Las líneas DSL resuelven este conflicto, ya que separan las frecuencias de internet y teléfono, permitiendo usar ambos a la vez.

La A de ADSL viene del término Asimétrico. Una conexión es asimétrica cuando las velocidades de descarga y de subida no coinciden. En el caso del ADSL, la velocidad de descarga siempre es mayor que la de subida.

Las líneas telefónicas están hechas de cobre. A pesar de ser un buen conductor, la información no viaja tan rápido como por un cable de fibra óptica

Fiabilidad y Velocidad

Como ya te habrás imaginado, la fibra óptica gana por goleada al ADSL en cuanto a velocidad. Una conexión normal de ADSL no suele pasar de los 5 o 6 Mbps, mientras que en fibra óptica ya estamos encontrando operadores que ofrecen 1Gbps simétrico (1,000 Mbps). No hace falta tener unos conocimientos muy amplios sobre anchos de banda para darse cuenta de la gran diferencia de velocidad.

La alta velocidad que la fibra óptica ofrece es ideal para cualquier cosa que quieras hacer online, sobretodo si requieren de un gran ancho de banda:

  • Ver películas y series en streaming.
  • Jugar online contra otros usuarios.
  • Descargar música y video a gran velocidad.
  • Conectar todos los dispositivos que quieras a la misma vez. Esto incluye ordenadores, televisiones, tablets, teléfonos y cualquier otro aparato que pueda conectarse a la red.

Si por el contrario no requieres de mucho ancho de banda, tal vez te interese optar por una conexión ADSL. Algunos ejemplos son:

  • Enviar y recibir correos electrónicos.
  • Chatear.
  • Descargar ebooks.
  • Enviar y recibir imágenes.
  • Navegar por internet.

Además de las ventajas en cuanto a velocidad, una conexión de fibra óptica siempre es más estable. Existe una larga lista de factores que pueden afectar la calidad de una conexión de ADSL. Apagones, proximidad a líneas de tensión o distancia a la que los proveedores se encuentran son solo algunos ejemplos. Al no depender de la electricidad, a la fibra óptica no le afectan apagones de luz o la proximidad con aparatos eléctricos de gran potencia.

Precio y Disponibilidad

Dado que la fibra óptica es bastante más rápida que una conexión ADSL, es entendible que la fibra resulte más cara. A pesar de que los precios varían según el operador y la oferta, optar por fibra no supone tanta diferencia a final de mes.

Sin embargo, el ADSL siempre va a ser más económico. Hace uso de una red ya existente, la de telefonía. Si realmente solo quieres navegar, enviar emails y poco mas con ADSL es suficiente. Si por el contrario vas a descargar archivos de gran tamaño o ver contenido en streaming en plataformas como Netflix, tu opción es la fibra óptica.

El precio es una cosa a tener muy en cuenta siempre. Aunque en este caso, la disponibilidad también juega un papel importante. Por desgracia, a día de hoy, la fibra óptica no llega aún a todos sitios. Si vivimos en una zona un poco alejada de un núcleo urbano, es posible que aún no hayan pasado cables de fibra por nuestra casa. Esto nos hará optar obligatoriamente por el ADSL.

Por tanto, siempre que haya línea de teléfono, tendremos la certeza de que podemos disponer de una conexión ADSL. Por lo que la disponibilidad de estas conexiones es siempre segura. Para comprobar si podemos optar a una conexión de fibra en nuestra casa, bastará con una llamada al proveedor que nos interese para que nos diga si ofrecen o no fibra óptica en la zona. Ellos son los primeros interesados en comprobar si pueden ofrecer fibra a un potencial cliente así que estarán encantados de atender la llamada.

¿Fibra o ADSL? Ventajas e Inconvenientes
Puntúa este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *